viernes, 25 de marzo de 2016


Carta de una mujer sabia para las jóvenes:

“Una relación debe ser tan simple como una moneda de una cara, después de todo, el amor no se puede contar ni planear.

— Una relación que tenga la posibilidad de convertirse en algo a largo plazo no debe ser complicada en sí misma. ¿Cuánto tiempo puede una persona importunarse e importunar a otros de forma constante? Bueno, medio año, un año entero e incluso en algunos casos aislados un par de años, pero luego como en el teatro, cuando la persona haya hartado a todos en el público, saldrán del auditorio dejándola sola en el escenario, sudando incómoda bajo las luces. Todo tiene un límite.

Todas las así llamadas ”relaciones difíciles“, todos esos “terminamos y volvimos” y las conversaciones de horas negociando cómo debería ser todo entre los dos, son fruto de tener demasiado tiempo libre (perdóname que te lo diga tan de frente). No son relaciones que valgan la pena, en serio; es como si llegases a un concesionario de automóviles y quieres comprarte un Bentley, aunque te alcanza solamente para la cuota inicial de un auto chino en la versión más sencilla. Puedes venir cada día durante años al concesionario pero nada va a cambiar. Puedes decir que el Bentley es el único automóvil que te va bien, vas a hacerle un orificio en el cerebro a tus familiares y amigos de tanto hablar de eso, vas a hacer cara de pocos amigos y entrecruzar los brazos, vas a dañar tu propia vida y hasta te acostumbrarás a la sensación pero… nunca llegarás a pensar que lo que tú en realidad necesitas es un aparato con aire acondicionado, motor estándar, interior limpio y cauchos adecuados para que te lleve cómoda del punto A al punto B. Puedes perderte las estrellas por andar buscando el sol.

No importa si él es genio, físico o Pedrito el de la esquina, no importa que educación tenga, cuántos idiomas hable, cuántas mujeres ha tenido o si escribe bien poemas; lo que importa es qué tan cómoda te sientes tú a su lado. Si te provoca depresión, si cuando estás con él no te sientes menos miserable que cuando estás sin él; si sabes (porque lo sabes) que no hay futuro, si no te deja vivir tranquila, si le gustan las frasecitas como ”no estoy preparado“, ”debemos esperar un poco más“, “necesito pensarlo”, “es tan difícil decirlo“ puedes mandarlo bien lejos. De si lo amabas en realidad o todo fue un capricho te darás cuenta mucho más tarde, así es que si lo ves bien, no pierdes nada en este momento.

El amor no es un sentimiento fácil de reconocer. Muchas veces las personas lo confunden con pasión, respeto, costumbre, dependencia, deseo de venganza y mucho más. De una ”relación dificil” no sacas nada, además de un buen dolor de cabeza. Si eres consciente de que necesitas y no puedes vivir sin ese dolor de cabeza, al menos puedes aceptar que no necesitas a ese hombre en especifico, sino sólo el dolor de cabeza que tienes cuando estás con él (y podrías tener con otro). Aprende a extraer ese “dolor” de otra relación que sea más productiva. Basta con advertirle al hombre c-o-r-r-e-c-t-o que los miércoles y los sábados te conviertes en una bruja insoportable, para que pueda estar preparado.

Te lo repito una y otra vez: una relación debe ser algo simple. Después de todo, si es algo serio, tienes en mente formar un hogar, hacer planes, ir de vacaciones, visitar a la familia y todo desde lo más pequeño hasta lo más grande que existe en la vida de pareja. Si piensas que todo va a mejorar con el tiempo estás M-U-Y equivocada.

Siempre pasa igual: al principio quieres a un hombre alto, atlético, inteligente, rico, con perspectivas, atractivo, romántico, bla, bla bla bla, y sólo depues entiendes -TODAS acabamos por entender- que lo que necesitabas era una persona en quién confiar, que estuviera ahí, NO cuando los astros se confabulen, sino siempre, SIEMPRE ¿entiendes? Por eso el ser confiable es una cualidad importantísima.

Él tendrá el deber de estar contigo y ayudarte en los momentos MÁS dificiles de la vida, cuando todo está negro y a los lados sólo hay abismos. Por eso el ser responsable también es otra cualidad vital.

Vas a querer compartir con él tu alegría y tu tristeza, tus triunfos y tus derrotas, tus sueños y tus miedos, por eso el saber comprender y empatizar es I-N-F-I-N-I-T-A-M-E-N-T-E importante.

Lo conocerás al derecho y a revés, podrán entenderse con apenas abrir la boca, al fin de cuentas acabaran acostumbrándose el uno al otro, estarán acoplados como los engranajes de una gran máquina; pero las disputas seguramente no se acabarán porque ambos son personas diferentes, incluso si ya has cambiado para ajustarte a su medida y él a la tuya. Por eso sin paciencia es imposible llegar a cualquier cosa.

Verás que todo el tiempo vas a ceder un poco, y cambiarás tus costumbres de soltera, estarás más comprometida con la relación, y él también. La flexibilidad también es muy muy importante.

Tomarás decisiones junto a él y cada uno por separado, decisiones que bien podrían cambiar el curso de la vida, así que las cosas no van a ningún lado si no puedes confiar. Es sencillamente imposible.

Piensa: cuando tenías 20 años o menos no pensabas en nada con respecto a las relaciones ¿verdad?. Lo único que querías era que él llegara bien apuesto a buscarte, te regalara flores y te besara, que te enamoraras de sus ojos y fuera algo así como los modelos de las revistas. Pero en realidad eso no es importante. No importa si es muy guapo o no, si es alto o bajo, atlético o gordito, hablador o tartamudo. Lo único que en realidad necesitas es el saber que esa persona estará contigo en fuego y agua, en ríos de miel y de hiel. Debes sentir que a su lado estás muy bien y que SIN él estás MUCHO peor que CON él.

Te aseguro que cuando mires atrás dentro de veinte años ya empezarás a sentir ternura al tocarle la frente para ver si está enfermo y le propondrás quedarse en casa aunque sólo haya tosido una vez, dejarás de tener esas conversaciones de “¿hacia dónde va nuestra relación?“ porque ya habrás llegado a tu destino, y ese será el verdadero amor, el que viene con amistad. No es posible planear el amor. Nunca.

Y para deshacerte de esas ”relaciones difíciles” que te puedo decir… ¿entra a un curso de pintura country? ¿ayuda a los huérfanos? Deja a tu pobre cerebro en paz y a ese hombre, bueno, él estaría lleno de problemas incluso sin estar a tu lado.
Y para deshacerte de esas ”relaciones difíciles” que te puedo decir… ¿entra a un curso de pintura country? ¿ayuda a los huérfanos? Deja a tu pobre cerebro en paz y a ese hombre, bueno, él estaría lleno de problemas incluso sin estar a tu lado.

Autor: Una mujer con experiencia en el tema.

Your Song - Elton John

Manuel Carrasco - Uno X Uno (Lyric)

domingo, 23 de agosto de 2015

82 sabios consejos.


82 sabios consejos de Gurdjieff a su
hija para transitar por el camino de la 
vida:



  1. Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
  2. Termina siempre lo que comenzaste.
  3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
  4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
  5. Desarrolla tu generosidad sin testigos.
  6. Trata a  cada persona como si fuera un pariente cercano.
  7. Ordena lo que has desordenado.
  8. Aprende a recibir, agradece cada don.
  9. Cesa de autodefinirte.
  10. No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te robas a ti mismo.
  11. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
  12. No desees ser imitado.
  13. Haz planes de trabajo y cúmplelos.
  14. No ocupes demasiado espacio.
  15. No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
  16. Si no la tienes, imita la fe.
  17. No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
  18. No te apropies de nada ni de nadie.
  19. Reparte equitativamente.
  20. No seduzcas.
  21. Come y duerme lo estrictamente necesario.
  22. No hables de tus problemas personales.
  23. No emitas juicios ni críticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.
  24. No establezcas amistades inútiles.
  25. No sigas modas.
  26. No te vendas.
  27. Respeta los contratos que has firmado.
  28. Sé puntual.
  29. No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.
  30. Habla sólo lo necesario.
  31. No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.
  32. Nunca amenaces.
  33. Realiza tus promesas.
  34. En una discusión ponte en el lugar del otro.
  35. Admite que alguien te supere.
  36. No elimines, sino transforma.
  37. Vence tus miedos,  cada uno de ellos es un deseo que se camufla.
  38. Ayuda al otro a ayudarse a sí mismo.
  39. Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar.
  40. No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti.
  41. Transforma tu orgullo en dignidad.
  42. Transforma tu cólera en creatividad.
  43. Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
  44. Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.
  45. Transforma tu odio en caridad.
  46. No te alabes ni te insultes.
  47. Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.
  48. No te quejes.
  49. Desarrolla tu imaginación.
  50. No des órdenes sólo por el placer de ser obedecido.
  51. Paga los servicios que te dan.
  52. No hagas propaganda de tus obras o ideas.
  53. No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatía, complicidad.
  54. No trates de distinguirte por tu apariencia.
  55. Nunca contradigas, sólo calla.
  56. No contraigas deudas, adquiere y paga en seguida.
  57. Si ofendes a alguien, pídele perdón.
  58. Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público.
  59. Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.
  60. No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.
  61. No conserves objetos inútiles.
  62. No te adornes con ideas ajenas.
  63. No te fotografíes junto a personajes famosos.
  64. No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.
  65. Nunca te definas por lo que posees.
  66. Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.
  67. Acepta que  nada es tuyo.
  68. Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di sólo sus cualidades.
  69. Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal considéralo tu maestro.
  70. No mires con disimulo, mira fijamente.
  71. No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les impida invadir toda tu vida.
  72. En el lugar en que habites consagra  siempre un sitio a lo sagrado.
  73. Cuando realices un servicio no resaltes tus esfuerzos.
  74. Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.
  75. Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
  76. No trates de ser todo para tu pareja; admite que busque en otros lo que tú no puedes darle.
  77. Cuando alguien tenga su público, no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.
  78. Vive de un dinero ganado por ti mismo.
  79. No te jactes de aventuras amorosas.
  80. No te vanaglories de tus debilidades.
  81. Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
  82. Obtén para repartir.

sábado, 6 de junio de 2015

Olvídalo



                                                                              

Lo que te hace daño… ¡Olvídalo!
Las resacas que dejaron las tormentas de este año… ¡Olvídalas!
Los pasos tambaleantes, los pasos retrasados, los pasos hacia atrás… ¡Olvídalos!
Las veces que pasaste ignorado, inadvertido, lastimado… ¡Olvídalas!
Los sueños consumidos, las ilusiones hechas cenizas, los intentos hechos polvo y el amor hecho recuerdo… ¡Olvídalos!
Las veces que latió tu corazón y nadie se dio cuenta, que quisiste hacer y no te dejaron, que abriste los ojos y te cerraron los párpados… ¡Olvídalas!
Las estrellas apagadas, los días opacos, el tiempo en blanco, la luna dividida y las horas de cerrazón… ¡Olvídalas!
El manto de insignificancia, de masa, de anonimato… de rutina… ¡Olvídalo!
Las espinas largas y hondas, los secretos angustiosos y tristes, las piedras altas e insalvables… ¡Olvídalas!
Las semillas que se te quedaron dormidas, los vuelos que se te quedaron a ras de tierra, las rosas que se secaron antes de tiempo… ¡Olvídalas!
La cáscara de la semilla, el lucimiento de la vanidad, la máscara del hombre y el ropaje de la verdad… ¡Olvídalo!
No vivas hacia atrás.

No comiences recargado de sombras.
No des la espalda a la luz.
No te reflejes en lo que pasaste.
No te aferres al mismo punto de partida.
Párate en la proa de tu barco, levanta de nuevo las velas, mira hacia lo largo y lo ancho del mar…
… cuando te convenzas de su inmensidad encontrarás otro camino y, cuando mires al cielo parecerás gaviota que apartándose de todo encuentra el camino.
Con el pasado aprendes, con el presente renaces y con el futuro sueñas.
Vivir empezando, es la forma de llegar.
Lo demás… ¡Olvídalo!

Irene Villa

x

sábado, 6 de septiembre de 2014

El valioso tiempo de los maduros.




El valioso tiempo de los maduros

“He contado mis años y he descubierto que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que hevivido hasta ahora...

Me siento como aquel niño al que regalan una bolsa de caramelos: los primeros se los come feliz, pero, cuando se percata de que quedan pocos, comienza a saborearlos profundamente.

Ya no tengo tiempo para soportar personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Ya no tengo tiempo para perderlo con mediocridades.

Con pocos caramelos en la bolsa...

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.

Que sepa reírse de sus errores.

Que no se vanaglorie con sus triunfos.

Que no eluda sus responsabilidades.

Que defienda la dignidad humana.

Que desee únicamente caminar al lado de la verdad y de la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena vivirla.

Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas …

Sí… tengo prisa… para vivir con la intensidad que nada mas que la madurez puede dar.

Pretendo no mal emplear ni tan solo uno de los caramelos que me quedan.

Estoy seguro que serán más exquisitos que los que me he comido hasta ahora.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.

Deseo que la tuya sea la misma, porque, de cualquier manera, también llegaras..." 

Mario Andrade









sábado, 19 de julio de 2014

Reflexiones


 YA NO TENGO PACIENCIA
"Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porque llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere. No tengo paciencia para el cinismo, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quien no agrado, de amar a quien no me ama y de sonreír para quien no quiere sonreírme. Ya no dedico un minuto a quien miente o quiere manipular. Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, deshonestidad y elogios baratos. No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío. No soporto conflictos y comparaciones. Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. No me llevo nada bien con quien no sabe elogiar o incentivar. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales. Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quien no merece mi paciencia" 
(Meryl Streep)


jueves, 5 de junio de 2014

Leonard Cohen - In my secret life - Titkos életemben

Leonard Cohen - Dance me to the end of Love...

Elton John- Can You Feel The Love Tonight Music Video(HD/HQ)

Elton John - Sacrifice

Elton John - Your Song (live)

Sorry seems to be the hardest word - Blue & Elton John (Lyrics) (Letra)

Lo dejaria todo ..Chayane

Cristian Castro - Por Amarte Asi

Ecos del Rocio - Las Cincuenta Primaveras

Promesas de ayer: Siempre así (+lista de reproducción)

La medalla.

Nadie sabe - Ecos del Rocio

miércoles, 29 de enero de 2014

Búscame cuando...

"Búscame cuando te apetezca,
cuando notes que me echas de menos, 
cuando te mueras de ganas de tenerme. 
Búscame cuando no tengas a nadie que te 
diga que te quiere. 
Búscame cuando eches en falta las risas, 
las caricias que erizan la piel, las conversaciones 
sin rumbo, los abrazos en los malos momentos 
y las locuras.
Búscame cuando necesites alguien 
que te sorprenda, cuando te des cuenta 
que nadie tiene esos detalles. 
Búscame cuando necesites que te digan 
lo especial que eres, lo bonita que es tu sonrisa, 
lo bien que lo haces y lo guapo que estas cuando te concentras.
Búscame cuando mires el móvil 
esperando una llamada que ya no llega, 
cuando salgas y sin darte cuenta 
me busques con la mirada entre la gente, 
cuando inesperadamente alguien 
te toque la espalda y al girarte 
esperes que sea yo".

viernes, 24 de enero de 2014

LAS TARDES DE ENERO


                                                              






Va cayendo la noche: La bruma 
ha bajado a los montes el cielo:
Una lluvia menuda y monótona
humedece los árboles secos.

El rumor de sus gotas penetra
hasta el fondo sagrado del pecho,
donde el alma, dulcísima, esconde
su perfume de amor y recuerdos.

¡Cómo cae la bruma en el alma!
¡Qué tristeza de vagos misterios
en sus nieblas heladas esconden
esas tardes sin sol ni luceros!

En las tardes de rosas y brisas
los dolores se olvidan, riendo,
y las penas glaciales se ocultan
tras los ojos radiantes de fuego.

Cuando el frío desciende a la tierra,
inundando las frentes de invierno,
se reflejan las almas marchitas
a través de los pálidos cuerpos.

Y hay un algo de pena insondable
en los ojos sin lumbre del cielo,
y las largas miradas se pierden
en la nada sin fe de los sueños.

La nostalgia, tristísima, arroja
en las almas su amargo silencio,
Y los niños se duermen soñando
con ladrones y lobos hambrientos.

Los jardines se mueren de frío;
en sus largos caminos desiertos
no hay rosales cubiertos de rosas,
no hay sonrisas, suspiros ni besos.

¡Como cae la bruma en el alma
perfumada de amor y recuerdos!
¡Cuantas almas se van de la vida
estas tardes sin sol ni luceros!

(Juan Ramón Jiménez)